Trabajos Realizados

Con más de un centenar de órganos construidos y cerca de noventa órganos históricos restaurados, Acitores mantiene su carácter personal construyendo prácticamente todos los elementos de sus instrumentos y, muy especialmente, fabricando y armonizando su propia tubería como sello de autenticidad  su trabajo.

El sonido de los órganos Acitores es dulce y profundo, con timbres brillantes pero sin estridencias, armoniosamente conjuntados sobre una base sinfónica.

Los muebles son elaborados en maderas y materiales nobles, con diseños originales y exclusivos que complementan el concepto musical y la calidad constructiva  de los instrumentos creando órganos con personalidad, integrados y proporcionados al espacio que los acoge.

En la restauración de órganos históricos Acitores aplica la premisa del “respeto por la esencia antigua”, realizando un profundo estudio documental y de análisis, recuperando el máximo de material original y sobre todo “su particular forma de sonar”.

Estos son algunos de nuestros trabajos:

Cargando…
  • Organo de la Parroquia de la Asunción de Rentería (Guipúzcoa)

    Tras los trabajos de reconstrucción, el gran órgano sinfónico fue inaugurado el 20 de noviembre de 2010 por D. Óscar Candendo Zabala, Profesor de Órgano de la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC).

  • Órgano de la Basílica de Covadonga (Asturias)

    El gran órgano sinfónico del Santuario de Nuestra Señora de Covadonga en Asturias (España), fue construido entre 1996 y 1999. La bendición fue oficiada por D. Atilano Rodríguez, Obispo auxiliar de la Diócesis

  • Opus 92: Órgano de la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari en Orio (Guipúzcoa)

    El órgano de Orio se construyó entre 2011 y 2013. El órgano fue inaugurado el 15 de noviembre de 2013. El concierto inaugural corrió a cargo del Catedrático de Órgano de San Sebastián D. Esteban Landart.

Nuestros Servicios

Acitores construye órganos de tubos con transmisión de notas preferentemente mecánica, con registros mecánicos o eléctricos, con o sin combinador electrónico, doble consola o consola inalámbrica, desde el órgano más pequeño posible hasta el más grande.