Valladolid. Monasterio de Santa María la Real, Huelgas Reales.

Palencia, Amusco. Iglesia de San Pedro

Málaga. Catedral, órgano de la Epístola

Palencia, Frómista. Iglesia de San Pedro

Palencia, Espinosa de Villagonzalo. Iglesia de Santa Cecilia

Córdoba. Catedral - Órgano de la Epístola

Palencia, Cevico de la Torre. Iglesia de San Martín de Tours

Cádiz. Iglesia de San Lorenzo

Palencia, Baltanás. Iglesia de San Millán

Madrid, Valdemoro. Iglesia de la Asunción.

Palencia, Támara de Campos. Iglesia de San Hipólito

Palencia, Santoyo. Iglesia de San Juan Bautista

Burgos, Villasandino. Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora

Palencia, Torquemada. Ermita de Nuestra Señora de Valdesalce.

Filipinas, Manila. Iglesia de San Agustín

Toledo, La Guardia. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

Palencia, Magaz de Pisuerga. Iglesia de San Mamés

Valladolid, Olmedo. Iglesia de Santa María del Castillo

Cantabria, Marrón - Ampuero. Santuario de la Bien Aparecida

Cádiz, Alcalá de los Gazules. Iglesia de San Jorge

Valladolid, Medina de Rioseco. Santa María de Mediavilla

León. Catedral, Museo Catedralicio y Diocesano.

Valladolid, Castronuevo de Esgueva. Iglesia de Santa María de la Concepción.

Salamanca - Órgano de la Iglesia de San Juan de Sahagún

La Rioja, Briñas. Iglesia de la Asunción.

La Rioja, Casalarreina. Iglesia de San Martín

Ávila, Convento de Santa Teresa

Granada. Iglesia de los Santos Justo y Pastor.

Palencia. Villamediana. Órgano de la Iglesia de Santa Columba

Salamanca, Villares de la Reina, Iglesia de San Silvestre

Palencia. Órgano del Convento de las Madres Agustinas Recoletas.

ÓRGANOS RESTAURADOS

     Organería Acitores ha tenido especial sensibilidad por la recuperación y la conservación del patrimonio organístico heredado de generaciones anteriores, habiendo realizado más de 60 intervenciones en instrumentos antiguos, la mayor parte de ellas como "restauraciones integrales" (instrumento y mueble).

     Restaurar significa devolver un objeto a su estado original. Para ello es preciso estudiar en detalle cada obra y respetar al máximo tanto su concepto original como su unidad estilística, así­ como el máximo del material original que sea posible, y proceder al trabajo empleando materiales de la misma especie que los originales y técnicas similares a las que se utilizaron en su época.

     El principal criterio que la firma Acitores aplica en la restauración de un órgano histórico es el respeto profundo a "su particular manera de sonar", evitando expresamente realizar "armonizaciones creativas", que determinadas estéticas intentan imponer en detrimento de nuestra cultura organística. El órgano debe sonar como salió de las manos de su autor y nunca como las del organero restaurador.

     Cuanto menos se intervenga en un instrumento antiguo, mayor será su grado de originalidad. Sólo hay que intervenir para conservarlo.

     Hay ocasiones en que el estado del órgano no permite una restauración en sentido estricto porque ha perdido alguna de sus partes vitales, en las que reside el alma del instrumento, es decir, su particular modo de sonar ha desaparecido. En estos casos la "restauración", en sentido estricto, no es posible porque no se puede restaurar lo que no existe. Por esto hacemos distinción entre "Restauraciones" y "Reconstrucciones".

 

Taller de Organería Acitores. Construcción, restauración y mantenimiento de órganos.

Polígono Industrial, P-23 | 34230 TORQUEMADA (Palencia) Spain | +34 979 800 093 | orgacitores@orgacitores.com